¿Dónde estamos/estuvimos?

¿DÓNDE ESTAMOS?

ECUADOR

OLÓN

CUÁNDO LLEGAMOS

Segunda semana de junio de 2014.

CÓMO LLEGAMOS

Desde Guayaquil, como en cinco vehículos, a dedo. En colectivo, son tres horas si vienen directo. Costo: 6,00 dólares.

EL LUGAR

A sólo cinco minutos en vehículo, de Montañita. Es un tranquilo pueblo de pescadores que, en temporada alta, se llena de la gente que no entra en Montañita o, simplemente, desea un lugar mas tranquilo. Situado sobre la Ruta del Sol, hoy llamada del Espondylus, es un lugar de tránsito para muchos viajeros que la recorren. Si siguen para el norte encontrarán Puerto López, donde en los meses de julio a septiembre se avistan ballenas jorobadas que van a aparearse. Un poco más al norte el Parque Nacional Machalilla y, dentro de este, Aguas Blancas, donde hay una laguna sulfurosa, y, Los Frailes, donde hasta el momento vi las más lindas playas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comida

Mucho pescado, mariscos y plátano. Los menús van desde los dos dólares en adelante. La libra (casi 500 gramos) de camarón cuesta 3,00 dólares. Pueden conseguir pescado fresco desde 1,50 a 3,00 dólares. Atún, corvina, sardina, bonito, lisas y muchos más.

Alojamiento

Pueden encontrar habitaciones por solo 5,00 dólares. Alquilar una habitación por mes, con cocina y baño, alrededor de 150 dólares.

 

¿DÓNDE ESTUVIMOS?

GUAYAQUIL

CÓMO LLEGAMOS

Desde Cuenca salimos en colectivo hasta el PN Cajas (1,50 centavos). Desde allí a Guayaquil a dedo. Tardamos como cuatro horas.

EL LUGAR

Uno de los centros comerciales e industriales más importantes del Ecuador. En la capital de la provincia Guayas, habitan alrededor de tres millones de personas. Cuenta con un gran número de centros comerciales. Los lugares más visitados por los turistas son el malecón, el pintoresco barrio de las Peñas, el centro histórico, para nombrar algunos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comida

Mucha variedad de frutos de mar. Hay muchos cangrejales, pero también pizzerías y empanaderías. Un plato típico y económico (1,50) es el encebollado, una sopa de cebollas y pescado. También encontrarán ceviches, cazuelas de pescado o mariscos, encocados (camarones o pescado con coco), como en toda la costa. El plátano es la estrella de la comida de esta parte del país. En patacones o chifles, en sopas o cazuelas, en empanadas o corviches (algo así como un pan de plátano y maní, relleno de pescado) y en los bolones (bolas de plátano verde frito con queso, carne de pescado, vaca o cerdo) que se toman al desayuno.

Alojamiento

Nos alojamos con una familia amiga. No vimos mucha oferta pero si la hay. En todo Ecuador funciona bien couchsurfing.

 

CUENCA

CUÁNDO LLEGAMOS

Sábado 17 de mayo de 2014, a la noche.

CÓMO LLEGAMOS

De noche en Chiclayo, tomamos un colectivo hasta Tumbes, frontera con Ecuador. Llegamos a la mañana. Costo: 30 soles. Pasamos la frontera al medio día por Huaquillas. Aquí, atención con los trámites migratorios, tanto la salida de Perú como la entrada a Ecuador se realizan en un mismo edificio, a dos kms de Huaquillas, el taxi les cobra entre dos y tres dólares. Desde allí –de vuelta en la ciudad- en colectivo hasta Machala. Duración: 3 horas. Costo: 3,00 dólares. Solo un día en Machala y de vuelta en colectivo hasta Cuenca. Llegamos en tres horas y por aproximados tres dólares.

EL LUGAR

La capital de la provincia de Azuay, está enclavada en las sierras ecuatorianas. Ciudad colonial, de naturaleza agradable. Cuatro ríos la atraviesan. Iglesias, conventos, casonas antiguas, escalinatas y puentes. Mercados con gran diversidad. Museos y galerías de arte. Para los deportistas varias sendas bordeando el río, ideal para ciclistas.

A tan solo treinta minutos podrán visitar el hermosísimo Parque Nacional Cajas. Una fuente hídrica que emana agua a sus más de doscientas lagunas. Hay varios ríos y arroyos donde pescar truchas.

También, a pocos minutos, se encuentra Baños, donde podrán visitar agua termales (no es Baños de Ambato, este queda más al norte).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comida

Por 1,50 podrán comer un menú en el mercado. Sopa de primer plato y de segundo: pescado con arroz y menestra (frijoles o lenteja), seco de pollo, de carne. En la calle se encuentran desde dos a tres dólares. Se consiguen ricas humitas y hay buenas panaderías.

Alojamiento

Desde 5,00 dólares por persona. Es una ciudad turística.

Cambio

Por casi tres soles, un dólar estadounidense (moneda utilizada en Ecuador).

 

PERÚ

CHICLAYO

CÓMO LLEGAMOS

Desde Lima, por la carretera Panamericana, en colectivo. Salimos de noche, a las siete, y llegamos a la mañana. Tardamos como catorce horas. Costo del pasaje: entre 40 y 50 soles por persona.

EL LUGAR

Cerca de la costa norte del Perú es, junto con Trujillo, la ciudad más grande de la zona. Varios sitios arqueológicos de importancia se encuentran a su alrededor. El más conocido es la tumba del Señor de Sipán. Cerca hay algunas playas para visitar. En el centro de la ciudad, sorprenderá la gran cantidad de negocios que venden cosas dulces. Recomendamos el King Kong, un tipo de alfajor de varios dulces: piña, de leche, membrillo.

Alojamiento

Nos alojamos con unos amigos de unos amigos. Pero vimos varios hoteles y hospedajes por el centro. Desconocemos precios pero es una ciudad barata.

 

LIMA

CUÁNDO LLEGAMOS

El lunes 21 de abril del 2014. De noche, casi empezando el martes.

CÓMO LLEGAMOS

A dedo. Desde Ayacucho hasta Pisco, aprovechando la gran cantidad de limeños que habían ido para Semana Santa. Viajamos casi todo el día, desde la media mañana hasta la noche, a eso de las ocho. Desde ahí tomamos un colectivo y en tres horas, o menos, estuvimos en Lima.

EL LUGAR

Capital cosmopolita. Centro económico y político del país. De los aproximados treinta millones de peruanos, nueve viven en Lima. Ciudad grande, de contrastes. Colonial y moderna, ruidosa y nublada; rica, muy rica; pobre, muy pobre. La diversidad culturar del país, en Lima, se mezcla con sus sabores y colores.

Visiten los barrios de Miraflores –y su malecón-, San Isidro y Barranco, una parte de Lima. Vayan al centro histórico, recorran las anchas avenidas, los museos, los mercados, el Barrio Chino. Vayan al Callao, recorran el puerto. Y hay mucho más… Todavía nos falta mucho.

 

Comida

Aquí, en esta ciudad, comí la comida más rica de todo este viaje, hasta ese momento. A mi me encanta el pescado de mar y los mariscos. Este fue nuestro encuentro con el mar y sus frutos, después de un año de viaje y para mí, treinta años de vida. Los mejores ceviches que probé. Arroz chaufa con mariscos y mucha más tentadora comida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alojamiento

Dependiendo de la zona, varían los precios. Nosotros estuvimos por Miraflores. Un tranquilo y vigilado barrio de clase media alta. Por esta zona hay mucha oferta de hostels para viajeros jóvenes, mochileros. Nosotros intercambiamos trabajo por alojamiento con la gente de Mana Hostel. Cobran alrededor de 20 soles. El lugar es lindo, tienen desayuno, internet, hay cocina, TV gigante con muchas películas y play 3, y buena gente.

 

AYACUCHO

CUÁNDO LLEGAMOS

El sábado 11 de abril. Vísperas de semana santa.

CÓMO LLEGAMOS

Desde Cusco, partimos a dedo. Una mañana entera viajamos para llegar hasta Anta, toda la tarde y parte de la noche, para llegar a las doce a Andahuaylas. Al otro día salimos a la mañana, para llegar a las tres o cuatro de la tarde a la ciudad de Ayacucho, capital del departamento del mismo nombre.

EL LUGAR

Ciudad netamente colonial y mestiza. Enclavada en un valle de las sierras peruanas. Religiosidad cristiana, mezclada con quechua. El departamento es grande, teniendo en el oriente a la selva. En la ciudad se pueden visitar museos, iglesias, el mirador del cerro Acuchimay y, a sus alrededores, las ruinas de la cultura Wari, la mayor de su época, anterior a los incas quienes tomaron parte de su legado. Costo: 3 soles. También cerca, a 15 minutos de las ruinas de Wari, encontraran el pintoresco pueblo de artesanos de Quinua. Los fines de semana hay una feria de comidas típicas. A pocos metros del pueblo, el General Velazco Alvarado, levantó, como símbolo del nacionalismo que impulsaba, un gran obelisco en la pampa de Ayacucho. Allí, en 1824, se libró la última batalla de la Guerra de la Independencia de España contra los ejércitos realistas.

En semana santa, la ciudad se moviliza celebrando la festividad cristiana. De todo el Perú y el extranjero, se acercan visitantes para apreciar las ferias, las calles dibujadas con flores y aserrines de colores, y las grandes procesiones. Antes, también había corridas de toros por la plaza principal, costumbre por suerte superada. El corriente año, cuando la visitamos, es el primero sin esta práctica sin sentido.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comida

Como en toda la sierra, la alimentación se compones de papa, maíz y carne. El cuy -pequeño y, dicen que, sabroso roedor-, sigue siendo un plato buscado. Algo típico y rico que probamos, fue la puca picante. Papa y arroz cubiertas por una salsa de remolacha y maní, también se suele acompañar con chicharrón de cerdo.

Alojamiento

La oferta es variada, pudiendo encontrar fácilmente económicos. Nos alojamos con una familia pero vimos hospedajes desde ocho soles por persona.

Bruno, quien nos alojó, se quería hacer una cuenta de couchsurfing. Seguro recibe gente viajera.

 

EL VALLE SAGRADO DE LOS INCAS

PISAC

CÓMO LLEGAMOS

Desde Cusco, llegamos a dedo, pero se puede tomar un colectivo bastante económico, entre 2 y 3 soles. Se llega en 45 minutos, una hora, u hora y media. Dependiendo del transporte, hay algunos colectivos que paran en todos los poblados hasta llegar a destino.

EL LUGAR

Es el primer asentamiento importante, después de Cusco, en el Valle Sagrado. A los márgenes del rio Vilcanota, se levanta una ciudad colonial y mestiza. Hornos centenarios, antiguas casonas, adobe y tejas, la conforman.

Colgados de los cerros: templos, observatorios astronómicos, residencias, depósitos, canales, túneles, caminos, nichos y cientos de andenes de cultivo. La ciudad Inca con forma de ave (de ahí su nombre en quechua). La maestría de los incas fascina en su arquitectura perfecta, en los diseños, en las enormes y trabajadas piedras. Ruinas, es un decir, porque en varias partes se muestran intactas. Construida sobre los cerros (sus Apus), se acercan a las estrellas y se alejan de ríos que crecen y se llevan todo en temporada de lluvia. El pueblo mestizo y cristiano ya ha visto perecer a su iglesia, hoy restaurada.

La entrada al complejo arqueológico es cara, pero siempre hay un plan B. Vayan bien temprano.

Los domingos bajan desde comunidades cercanas -poblados milenarios escondidos en los cerros- cientos de campesinos, a vender los productos que cosechan o realizan (alimentos y artesanías). Antes se daba el trueque, pero hoy se ha convertido en un atractivo turístico donde se perdió el intercambio y se está perdiendo la calidad de los productos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alojamiento

A pesar de ser un pueblo no muy grande, es un punto turístico importante en el valle, por lo que cuenta con gran cantidad de hospedajes. Recomendamos el Parche Rutero, hostel para viajeros, al costado del sagrado río Vilcanota. Hay cocina, agua caliente, wi fi y, sobre todo, muy buena onda. Si no está Lucho, estará Félix, interesante y linda gente.

 

URUBAMBA

CÓMO LLEGAMOS

En colectivo. Alrededor de una hora y media o dos, desde Pisac. No recuerdo el costo del pasaje pero era económico, entre 1,50 a 2 soles. Los pueblos entre medio (Pisac-Urubamba) son muy bonitos e interesantes para también ser visitados. Coya, Calca, las terma de Lares (a cuatro horas al este de Calca) junto a otros tantos, son alguno de los lugares para visitar. Todo el valle es espléndido. Mucha cultura milenaria, todavía intacta en el quechua, en sus alimentos y en la gran cantidad de construcciones, que por todas partes se encuentran.

EL LUGAR

Capital de la provincia del mismo nombre, es un punto estratégico en el valle, pudiendo desde aquí, tomarse varios caminos interesantes. Es una ciudad pequeña o un pueblo grande, rodeada por hermosos cerros, algunos verdes, otros nevados. Cuenta con las ruinas de un palacio inca y un variadísimo mercado.

Desde aquí pueden retornar al Cusco por el camino que pasa por Chincheros, otro pueblo nativo donde todavía se mantiene el trueque en su feria de fines de semana.

También pueden ir a Maras, a solo treinta minutos. Un hermoso y pintoresco pueblito, donde el adobe de sus casas se mezcla con la tierra de sus cerros. Dos lugares imperdibles de visitar: Moray, el laboratorio agrícola de los incas, a dos horas caminando (entrada: 15 soles), y Salineras, donde encontrarán piletones escalonados, recubiertos de sal.

Urubamba es también el punto de partida hacia Machu Pichu, ya sea en tren o caminando por sus vías, desde Ollantaytambo, o por el camino de la selva: por Santa María hasta la Hidroeléctrica.

Si ven en las fachadas de alguna casa, sobre la puerta, un palo largo con una bolsa de plástico en su extremo, entren y descubrirán la magia de las chicherías. La chicha de jora (maíz germinado) es rica, nutritiva y moderadamente etílica. En épocas de frutilla –a la cual llegamos nosotros en marzo- le agregan a la chicha estas deliciosas frutas licuadas, el resultado: la frutillada.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alojamiento

No nos alojamos por lo que desconocemos precios, pero vimos varios y variados alojamientos.

 

MACHU PICHU

CÓMO LLEGAMOS

Hay tres rutas, pero varias formas para llegar. Una es la del Camino del Inca, un sendero que se eleva entre los cerros que bordean al río Vilcanota. Corre paralelo a este y enfrentado al camino del tren, del otro lado del río. Sale desde Ollantaytambo y dura alrededor de tres días. Atraviesa varios templos incas agarrados de los cerros, mirando desde arriba, precipicios extensos. Lo malo de este camino es que te cobran para hacerlo, se hacen tours turísticos, para aquellos que tienen el dinero. Para nosotros y la mayoría de la gente, era caro.

El otro camino, económico y más rápido, es por Santa María. También desde Ollantaytambo se pueden tomar un vehículo, por un precio razonable, hasta Santa María y, desde allí, otro hasta Hidroeléctrica. Cuando llegan, los separa una linda caminata de dos o tres horas, depende de su apuro, energía, o tiempo para apreciar el entorno, para llegar a Aguas Calientes, las puertas del Machu Pichu. Es aquí donde se compran las entradas.

El otro camino, que también puede ser el más económico dependiendo su movilidad, es el del ferrocarril. Si van por tren, el precio es caro, creo que si no son peruanos es de 40 dólares. Pero si van caminando por las vías, es gratis. Es el que nosotros recomendamos. También salen desde Ollamtaytambo. Es una linda caminata donde podrán apreciar la transición del entorno, desde un valle de cerros secos, hasta montañas verdes y húmedas, ceja de selva. Deben seguir los senderos que corren al lado de las vías, porque andar por estas es algo molesto, tanto por las piedras, como por el tren que las recorre constantemente. A un paso constante pero tranquilo la recorren en ocho o nueve horas, hasta llegar a Aguas Calientes. Por el punto medio del recorrido, entre un sendero y las vías del tren, hay una pequeña casa, ahí ojos abiertos con los perros. Cuatro o cinco bravasos, se nos abalanzaron a nosotros y escuchamos que a otros tantos más. Llevar para el caso, pan, carne o huesos, y paciencia.

Recomendamos, si llegan tarde a Aguas calientes, pasar la noche allí para salir al otro día, u otro día, temprano para Machu Pichu.

Desde Aguas Calientes hasta la ciudadela de Machu Pichu, los separa una caminata. Subiendo un sendero serpenteante entre cerros verdes y tupidos, luego de pasar el caudaloso río. Con paso firme y tranquilo, ahorrando aire para no fatigarse, pueden subir en una hora y media o dos. También se puede tomar un colectivo, que los sube en solo minutos y deja en las boleterías del Machu Pichu. Si, boleterías. El precio del colectivo… ni preguntamos.

EL LUGAR

Raras sensaciones nos cruzaron al llegar a Machu Pichu, varias encontradas. Entre fascinación y fastidio. Por una parte me sentí el protagonista de una historia de exploradores que me imagine de chico, y por la otra, me sentí un turista, uno más de los muchos que recorren esta majestuosa ciudad.

La idea de lo imposible se destruye ante los ojos, cuando aflora el testimonio palpable del conocimiento y comunión con el entorno, con la naturaleza. Hoy, este mágico centro de culto, conocimiento y observación, se transforma en un atractivo turístico, un destino con precio. Se vende algo intangible, sagrado. Se pasea sobre la superficie sin sumergirse en el verdadero valor de este lugar único. No puedo decirles que no vayan, si, que no paguen, que lo intenten. Para apreciar ciertas cosas creo que hay que conocerlas. Pero eso va más allá de pasearse un solo día por Machu Pichu. Atrás hay una cultura, sabiduría milenaria.

Si no son de Perú, la entrada es de 124 soles.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alojamiento

En Ollantaytambo, donde eligen los caminos a tomar, hay varios hospedajes. Por el camino de Santa María, hay varios alojamientos. No así por las vías del tren, allí solo podrán acampar. Incluso tampoco, en el pueblo donde empieza la caminata, el Km 82.

Llegados a Aguas Calientes, caerán en la dimensión turística de esta obra Inca. Alojamientos y restaurantes de todos los tipos y precios. Comidas de todos los países. Hospedajes, pueden encontrar, buscando, desde 10 soles. Para los que andan en carpa y con poca plata, camino al puente hay un camping.

 

CUSCO

CUÁNDO LLEGAMOS

Creo que, por el ocho de febrero.

Seguro, del 2014.

Temprano en la mañana,

como a las seis.

En Argentina, dos horas menos.

Jugamos con el tiempo,

ya lo atrasamos de vuelta.

 

CÓMO LLEGAMOS

Después de tres semanas en la Isla del Sol, el siguiente destino era Perú, Puno. Llegamos luego de dos o tres horas de viaje desde Copacabana (alrededor de 20 bs.). Se festejaba por la Virgen de la Candelaria, hacía ya una semana que se venía celebrando. Llegamos con la idea de trabajar en dichas fiestas y, de paso, disfrutar los pintorescos bailes de máscaras y disfraces que iban a invadir una de las avenidas principales. Los exagerados precios de alojamiento, que subieron por estas festividades que atraen a visitantes de todo el país y el extranjero, nos cambiaron de destino. Así, tomamos un colectivo desde Puno, directo a Cusco. Costo: 30 soles. Duración aproximada: 8 horas.

EL LUGAR

El Ombligo del Mundo, fue la capital del más grande imperio precolombino en territorio sudamericano, hasta la llegada de los españoles. Lo testimonian las ruinas de suntuosos templos, hoy cimientos de edificios coloniales, construidos sobre la majestuosidad Inca. Estos edificios y esta ciudad de contrastes, se llenan de turistas de todo el mundo que vienen a recorrer los numerosos museos, sus calles e iglesias, y a dormir en aquellos antiguos templos, muchos de ellos hoy, grandes y lujosos hoteles. Las recomendaciones quedan cortas, visiten todo lo que puedan de esta ciudad mágica. Koricancha, Sacsayhuaman, Templo de la Luna, Mercado de San Pedro, alguna de las muchas iglesias, etc… Lamentablemente en muchas partes te cobran, hasta para entrar a la Catedral hay que pagar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comida

En Perú, también se vive la diversidad en su gastronomía. Para los que gustan del buen comer, están en el lugar indicado, tanto por la excelente materia prima que crece en la selva, la sierra y la costa, como por los esplendidos platos que los peruanos hacen con ellas. En Cusco -la ciudad más importante de las sierras peruanas- sorprende la variedad de papas y maíces, así como la gran presencia de legumbres y semillas, como la quinua o la quiwicha (amaranto). En el Mercado de San Pedro encontrarán de todo, desde harina de algarrobo, maca o aromáticas especias como el culantro (cilantro), hasta las más deliciosas frutas: papaya, chirimoya, maracuyá, piña (ananá) y plátano, entre otras. Las almendras y las castañas, el maní, el cacao y el café, se mezclan en este universo de aromas. En los comedores del mercado, podrán degustar varios platos típicos por solo 4 soles, o menos. En las calles, también la oferta gastronómica se hace presente; desde locoto relleno hasta cuy al horno, por precios razonables.

Transportes

El transporte urbano es barato, entre 0,60 céntimos y 1,00 sol, dependiendo la distancia. Todavía, en esta parte del Perú, al igual que Bolivia, son pequeñas combis, con capacidad bastante limitada.

Alojamiento

Cusco es una ciudad netamente turística por lo que podrán encontrar todo tipo de hospedajes, desde aquellos destinados a mochileros extranjeros (europeos o norteamericanos) con wi-fi, desayuno, y otras cosas más, hasta los económicos sin mayores lujos. Pueden encontrar buenos, bonitos y baratos desde 10 soles en adelante. Para los que quieren un hotel lujoso, hay varios, de todas las estrellas y con todas las banderas.

Cambio

Por un dólar estadounidense: 2,80 a 2,90 soles.

BOLIVIA

ISLA DEL SOL

CÓMO LLEGAMOS

Desde La Paz, tomamos un colectivo cerca del cementerio de la ciudad, directo a Copacabana (20 bolivianos). La frecuencia de partida es cada hora, desde la 5 am hasta las 18 pm. El viaje dura alrededor de 2 hs. En Tiquina el colectivo pasa por un brazo del Lago Titicaca, siendo transportado por un barco, te cobran 2,50 bs. (¿?) En Bolivia te cobran en cosas que, capaz, no estabas acostumbrado a pagar, por ejemplo ir al baño o el “derecho de terminal”. Lo bueno es que es poco.

En Copacabana se toman catamaranes hacia la parte norte o sur de la isla. Horarios: 8:30, 10:30 y 13:30. Costo: parte sur 20 bs, norte 25 bs.

EL LUGAR

La isla, en el corazón del lago Titicaca, se divide en dos comunidades, una al norte: Challa, y otra al sur: Yumani. Se la puede recorrer de un extremo al otro por la Ruta Sagrada de la Eternidad del Sol (Willka Thaki). La caminata tiene una duración de siete horas aprox., tres horas de ida y cuatro de vuelta. Recomendamos, si están en el norte, ir por el este, bordeando la costa, y volver por el oeste, parte alta de la isla. Por allí es menos cansador.

En las comunidades te cobran una entrada, los lugares están claramente señalizados como boleterías. Comunidad Challa 15 bs.; Yumani 5 bs. Para las ruinas del norte 10 bs.

Comida

En los restaurantes de la isla se especializan en preparar trucha pescada en el lago. La comida en general es bastante cara. Si querés economizar te conviene traer comida de Copacabana.

Alojamiento

Hay varios hospedajes. En el norte los precios van de 25 a 40 bs., dependiendo de las comodidades (cocina, baño privado, etc.). Se puede acampar en la playa del pueblo o, si quieren más tranquilidad, hay otras playitas a 30 minutos, por la parte este.

Recomendamos el alojamiento de Alfonso: Refugio Viracocha. Cuenta con cocina a leña, agua caliente calentada al sol y una hermosa vista panorámica de la parte norte de la isla.

 

SORATA

CÓMO LLEGAMOS

En flota (ómnibus/colectivo) desde La Paz. Costo: 20 bs.

EL LUGAR

Un pueblo colonial rodeado de grandes cerros verdes. Es un clima de transición entre las húmedas yungas y el seco altiplano. Tranquilo e impactante entorno, que invita a disfrutar este pueblito donde la naturaleza y la cultura aimara se muestran vivas y entrelazadas.

Detrás de los cerros próximos al pueblo se observa la inmensidad del Illampu. Un lugar ideal para largas caminatas. Hay varios ríos y arroyos, de agua algo fría para bañarse, pero de particular susurro para tranquilizarse. Otro atractivo imperdible es la gruta de San Pedro (no estoy seguro del nombre). En… alrededor… dos horas de caminata, llegarán a la gruta, donde podrán visitar una hermosa laguna, dentro de una enorme cueva. Les cobrarán 20 bs., pero es negociable (no hacerse pasar por locales para pagar menos –se dan cuenta-).

Alojamiento

En el pueblo, alrededor de la plaza principal, y yendo para el rio, podrán encontrar algunos hospedajes económicos. Nosotros recomendamos El Vergel, una casona vieja con habitaciones y amplísimo espacios verdes para armar carpas. A solo metros del río y rodeados por cerros y frutales, un lugar mágico donde siempre caen viajeros y se viven lindos momentos.

 

LA PAZ

CUÁNDO LLEGAMOS

Domingo 15 de diciembre de 2013, cerca de las 08:00 hs. (09:00 hs. de Argentina).

CÓMO LLEGAMOS

En flota (ómnibus/colectivo) desde Rurrenabaque, Beni, después de 20 hs. de viaje.

Son 410 kms. los que separan Rurre de La Paz. El camino atraviesa las famosas yungas bolivianas, famosas por sus temerarios caminos, que acarician precipicios.

EL LUGAR

La ciudad es la capital del Departamento y capital ejecutiva de Bolivia. Por la avenida Pardo grandes edificios se mezclan con antiguas casonas de varias épocas y estilos. La ciudad está siendo objeto de un proceso de modernización con la creación de nuevos mercados, sistema de transporte (nuevas líneas de colectivos y teleféricos hasta El Alto) y otras medidas urbanísticas.

Es impresionante el contraste que producen las laderas de los cerros que rodean el pozo donde se encuentra la ciudad. Miles de casitas a medio construir, la observan. De noche, se convierten en miles de luces que crean una atmosfera particular.

La gran altura, que puede provocar apunamientos (soroche) y el frío, son puntos a tener en cuenta por todos aquellos que la quieran visitar. Recomendado llevar abrigo y conseguir coca para coquear (pischar, bolear).

Cuenta con gran cantidad de museos para todos los gustos: de música, minerales, del Litoral boliviano, de antropología y etnografía, de arte. Imperdible la calle de los Museos, una colonial callecita empedrada que los hará volver en el tiempo.

Comida

Como toda ciudad, la oferta se multiplica. En los mercados, los comedores ofrecen menús (sopa y almuerzo) a tan solo 9 bs. La mayoría de los platos es comida propia del altiplano: picantes, chicharrón de carne, bistec, costeletas, todo acompañado con arroz, papa, tomate y cebolla. Imperdible la sopa de maní, a mi gusto, el mejor plato boliviano.

Alojamiento

Cerca de la plaza San Francisco encontrarán muchos hospedajes buenos y baratos. Entre 20 y 30 bs. por noche. Les paso uno económico, en el que no nos alojamos porque no había lugar: El Solario.

 

BENI

RURRENABAQUE

CÓMO LLEGAMOS

Desde Tumichucua, hasta Yata cuatro horas en camión, desde allí a Santa Rosa de Yacuma, entre dos y tres horas. Por último Rurre, dos o tres horas más. Todo a dedo.

Nosotros lo hicimos en noviembre, finalizando la temporada seca. Cuando llueve la única carretera –de tierra- se vuelve intransitable. Desde Riberalta a Rurre el colectivo debe rondar entre los 50 a 70 bs.

EL LUGAR

Rurre está ubicado en un lugar estratégico. Al norte se extiende la pampa beniana, al sur las yungas –selva de montaña- camino a La Paz, al oeste el imponente rio Beni que esconde, detrás suyo, al impenetrable Parque Nacional Madidi, y hacia el este San Borja y más allá San Ignacio de Moxos.

Es la principal ciudad turística del Beni y un importante punto, en este rubro, a nivel nacional. Gran cantidad de turistas europeos, norteamericanos e israelitas visitan Rurre, para internarse en la selva o navegar alguno de los ríos cercanos.

Comida

Hay muchos restaurantes de todo tipo, lo que demuestra, en su variedad, la diversidad de visitantes. Pizzas, tacos, comida regional, gourmet, panadería francesa.

Recomendamos Luna Lounge -donde también trabajamos- para una salida de noche. Allí, en un ambiente cálido y agradable, podrán disfrutar buena música y comida, y, si gustan, pueden jugar al pool mientras toman un trago.

Otro lugar que no pueden dejar de visitar para almorzar es Pimienta y Canela, un pequeño restaurante que se abarrota todos los medio días, de lunes a sábado, por propios y extraños que buscan una mesa para disfrutar alguno de los ricos platos que prepara Marcela.

Alojamiento

El auge del turismo incrementó la oferta hotelera que, según nos comentaron, hace algunos años no existía. Nos dijeron que el “crecimiento” turístico comenzó hace no más de quince años.

Pueden encontrar todo tipo de alojamientos, con mayores comodidades (desayuno incluido, agua caliente, wi fi) o más económicos. Nosotros paramos dos semanas en un lugar donde trabajamos, Los Tucanes de Rurre. Un cómodo y espacioso hostel para mochileros, backpakers, que no es lo mismo. La gran mayoría de hospedados eran mochileros europeos o israelitas. No es caro, teniendo en cuenta el servicio que prestan (20 bs. por persona, creo) pero pueden encontrar más económicos. También trabajamos para otro hotel del mismo dueño, La Isla de los Tucanes, se llama. Rodeado de un amplio parque verde, se alzan varias cabañas. Cuenta con una enorme pileta, restaurante y muchos servicios más. Para otro tipo de viajeros que quieren mayores comodidades y tienen para pagarlas.

 

TUMICHUCUA

CÓMO LLEGAMOS

Como casi siempre, a dedo.

EL LUGAR

Se encuentra a tan solo 27 kms. de Riberalta. En medio de una vegetación exuberante, encontraran una laguna de aguas cristalinas y cálidas que encierra una isla de motacúces (especie de palmera). El lugar es muy tranquilo. En la laguna se puede pescar todo tipo de peses: lisas, sábalos, pacúes, entre otros. También puede recorrer la selva y el pequeño poblado.

Alojamiento

No vimos ningún hostal u hospedaje. Acampamos alrededor de una semana a orillas de la laguna.

 

RIBERALTA

CÓMO LLEGAMOS

Aprovechando que el dedo salía en el oriente boliviano, hicimos lo propio. En poco más de dos horas, nos llevó un camión.

EL LUGAR

La más grande de todas las ciudades que visitamos en el Beni. Fue el mayor centro de producción de caucho de Bolivia. Hoy se destaca por la producción de castañas. La gran cantidad de casonas antiguas, atestiguan la era dorada del caucho.

En la ciudad se unen dos de los ríos más caudalosos de Bolivia: el Beni y el Madre de Dios. A pocos kilómetros, estos, que ya son uno, se unen al Mamoré, para luego desembocar en el Madeira, que tendrá como último destino al Amazonas.

Riberalta es la puerta a la Amazonía boliviana.

Alojamiento

Mucha oferta, a buenos precios. Nosotros pasamos dos noches en el alojamiento Lazo. Creo que 20 bs. por persona, con baño compartido.

 

GUAYANAMERIN

CÓMO LLEGAMOS

Luego de ocho días de navegar el río Mamoré, el más extenso de Bolivia e importante afluente del río Amazonas, llegamos a esta ciudad fronteriza. Para tomar estos barcos, saliendo desde Trinidad, hay que dirigirse al puerto de Los Puentes,  y preguntar por uno de los tantos barcos que llevan mercadería hasta Guayaramerin. Te cobran alrededor de 250 bs. por persona con comida incluida.

EL LUGAR

El río separa la ciudad de su homónima brasileña (Guajaramirin). Como toda ciudad fronteriza se observa un fluido transitar de personas, sobre todo de brasileños que se acercan a la ciudad a comprar mercaderías u otros artículos a costos más bajos que en su país.

Alojamiento

No observamos gran cantidad de hoteles, no obteniendo datos sobre este rubro. Solo nos quedamos dos días, parando en el barco.

 

TRINIDAD

CÓMO LLEGAMOS

Desde Santa Cruz de la Sierra, donde nos quedamos tres semanas, después del arribo a dedo desde San Ignacio de Chiquitos, partimos para la capital beniana. En la altura media del recorrido -el cual hicimos a dedo- paramos dos noches en Guarayos.

EL LUGAR

Lo más interesante de esta ciudad es la naturaleza de su entorno y la gente. La vegetación en esta zona es exuberante y a pocos kilómetros corre el caudaloso rio Mamoré. En cuanto a la gente -los benianos en general- es muy hospitalaria y curiosa. Al igual que los santacruceños, se autodenominan cambas. Es una ciudad pequeña y desordenada. Canaletas de desagüe, repletas de agua estancada, y casas viejas de fachadas descoloridas, le otorgan cierto aspecto de abandono.

Cuenta con varios museos, varios de ellos –como el de peces y demás fauna de ríos bolivianos y el botánico- se encuentran en la universidad. Es interesante también el de antropología que habla sobre la interesante cultura de la zona y su manejo de la hidrografía (canales, terraplenes, diques).

Comida

En esta cálida y tropical región de Bolivia abundan frutas y verduras. Yuca (mandioca), plátano, papaya, coco, pescado, castañas. Aunque cuentan con diversidad  en materia prima, los platos no se distinguen en mucho que en otras regiones, siendo el arroz y la carne lo que más se consume y vende en la calles. Recomendamos el sonso (puré de yuca con mantequilla y queso), el cuñapé (pan de harina de yuca y queso), el masaco de plátano con queso.

Alojamiento

Como toda capital, cuenta con muchos hospedajes, aunque no observamos mucha variedad. Desconocemos precios ya que, gracias a la aludida hospitalidad beniana, fuimos invitados a hospedarnos con una familia.

 

SANTA CRUZ

El camino de las Iglesias Jesuitas

San Ignacio de Chiquitos

Capital de la provincia, es el pueblo más grande de la región, junto a San José. Posee una gran laguna a algunas cuadras de la ciudad. Allí se pueden observar aves y hasta lagartos. Es también uno de los lugares desde donde se parte para conocer el Parque Nacional Noel Kempf. Cuenta con gran oferta hotelera, de todo tipo y precio, y también con excelentes trabajos en madera tallada.

Santa Ana

Aún más pequeño que San Rafael, se encuentra a tan solo media hora de este. Es el único de los pueblos jesuitas que conservan su configuración urbana original, desde tiempos de los curas de la Compañía de Jesús. Carece de veredas, siendo la plaza principal una gran superficie llena de árboles grandes y césped como suelo. A pocos metros, se puede visitar una linda laguna repleta de hermosas aves, nosotros avistamos varios tucanes.

San Rafael

Pequeño pueblo, primero desde San José y luego de varios kilómetros de puro camino de tierra. Entre medio, en un desolado caserío al borde del camino, esperamos tres días haciendo dedo para seguir hasta este punto. Solo una noche dormimos en el pueblo, en la catedral, una de las tantas iglesias que componen el conjunto de la obra jesuita en la Chiquitanía.

Con visa renovada, emprendimos el retorno hacia la Chiquitania. Luego de pasar una noche en Puerto Suárez, seguimos hasta Santiago de Chiquitos, donde pasamos una semana en casa de nuestro amigo Pantaleón. De allí continuamos hasta Roboré, quedándonos tres días en el Chorro de San Luis. Siempre a dedo, seguimos hasta San José, donde, esta vez, paramos en la catedral, la más antigua de las iglesia jesuitas.

CHIQUITANIA, PANTANAL Y CORUMBÁ

Pantanal:

Desde Aguas Calientes llegamos a dedo por la nueva carretera bioceánica. Del lado boliviano, próximo al brasilero, se encuentran dos localidades distantes entre sí por pocos kms.: Puerto Suarez y Puerto Quijarro. Para ser sincero son dos pequeñas ciudades fronterizas con poco atractivos, salvo la laguna que se extiende hasta Brasil. En Puerto Quijarro se encuentra la frontera para pasar a Corumbá. Esta ciudad fronteriza, se diferencia con las de su tipo, siendo bastante ordenada y limpia. A pocas cuadras de la plaza principal se encuentra el Pantanal, donde pueden embarcarse para recorrerlo, a sus márgenes, en una especia de puerto, pueden encontrar casonas coloniales y museos sobre la historia de esta pintoresca región.

Alojamiento

Hay varios hospedajes pero su costo es mayor que en todos los lugares que recorrimos en Bolivia, por su cercanía con Brasil. Peleando pecios en Puerto Suarez, pudimos acordar una noche por 50 bs. para los dos.

En Corumbá solo estuvimos una noche, parando en un club deportivo donde nos dejaron armar la carpa, por lo que ignoramos el costo del hospedaje.

 

Aguas Calientes:

A menos de una hora de Santiago, se llega a este paraíso natural. A solo trecientos metros desde la carretera bioceánica, corre paralelo un río de aguas termales y cristalinas. Su longitud es de dos kilómetros, siendo el más grande en su tipo de Sudamérica. Sus márgenes tupidos de vegetación autóctona y su suelo arenoso, invitan a disfrutarlo en algunos de sus tres balnearios.

Alojamiento

El pueblo es pequeño, por lo que los hospedajes son escasos. Creemos solo haber visto uno, de escasas comodidades. Recomendamos que acampen en alguno de los balnearios. El primero, desde Santiago, se llama Los Hervores porque es donde el agua es más cálida. Te cobran, si quieres acampar, 5 bs. por persona, si solo es para pasar el día, un poco menos. Después le sigue El Burrito, el cual no conocimos. Y por último, Los Puentes, donde la vegetación es más tupida y el río más cerrado. En este no pagamos nada.

 

Santiago de Chiquitos:

Desde Roboré pasamos directo a Aguas Calientes, sin pasar por Santiago, pero nos referiremos al mismo siguiendo un orden de ubicación oeste/este. A solo 30 minutos del primero se encuentra este pintoresco pueblo, último asentamiento jesuita en la Chiquitanía. Como toda la región, se destaca por sus atractivos naturales. Bosques vírgenes, ríos, formaciones rocosas, cuevas, valles. También es abundante la fauna, sobre todo en aves, observándose frecuentemente gran cantidad de parabas rojas (guacamayas), tucanes, tucancillos y más. Muchas especies de plantas y animales son endémicas de esta región.

Recomendamos para conocer: el mirador. Un circuito de fácil acceso, donde podrán observar desde un lugar privilegiado el Valle de Tucavaca y varios acantilados que sirven de nidos a las hermosas parabas. Otros puntos destacados son las Pozas y las cuevas.

Alojamiento

En una región donde el turismo está siendo, recientemente, explotado, Santiago cuenta con varios alojamientos, mostrándose como uno de los centros fuertes, en este rubro, de la Chiquitanía. Nosotros nos alojamos durante una semana en la casa de nuestro amigo Pantaleón.

 

Roboré:

A solo dos horas de San José se encuentra este hermoso pueblo. Llegamos a dedo, esta carretera es muy buena para viajar con esta modalidad. A diferencia del anterior, Roboré no llega a ser un pueblo centenario, siendo creado relativamente hace poco con la llegada del ferrocarril. Se destaca por sus atractivos naturales, siendo el Chorro de San Luis un lugar imposible de dejar de visitar.

De pasada pueden visitar Chochis, famoso por sus formaciones montañosas. La más conocida es la Torre de David o, paradójicamente, Muela del Diablo, donde encontrarán un templo religioso.

Alojamiento

Nosotros acampamos, la primera vez que pasamos por Roboré, en una placita cerca de la estación de trenes. A nuestra vuelta del pantanal (frontera con Brasil) nos quedamos tres días en el Chorro de San Luis, acampando y bañándonos en sus cristalinas aguas.

 

San José de Chiquitos:

CÓMO LLEGAMOS

Desde la terminal bimodal de Santa Cruz, tomamos un tren hasta San José de Chiquitos. Duración: cuatro horas. Costo: 40 bs.

EL LUGAR

Primer asentamiento jesuita de la región y capital de la provincia del mismo nombre. Es un pueblo pequeño, de gente amable. El clima es tropical, propio del bosque seco chiquitano, transición entre el chaco y la selva. A pocos kilómetros se encuentra Santa Cruz La Vieja, original capital del departamento que luego se trasladó a su ubicación actual. Desde aquí parte el camino de las misiones jesuitas (San Rafael, San Miguel, Santa Ana y San Ignacio) hacia el norte y siguiendo dirección este por la autopista bioceánica se llega hasta Brasil.

Alojamiento

Hay alojamientos cerca de la plaza principal. Nosotros paramos en una casa de familia. En esta región la gente es muy amable, siendo muchas veces invitados a casas de familia. Otra opción es la catedral, primer y más grande de las iglesias jesuitas en Bolivia. La misma cuenta con un museo muy interesante sobre la orden jesuita y su historia en esta parte del oriente boliviano.

 

SANTA CRUZ DE LA SIERRA

CÓMO LLEGAMOS

Luego de varias horas de espera haciendo dedo, sobre la ruta en Samaipata, decidimos tomar el colectivo que pasa regularmente. El costo es de 20 o 30 bs., dependiendo el servicio. La duración, entre 2 y 2:30 hs.

EL LUGAR

Capital del departamento de Santa Cruz, es la ciudad más occidentalizada –si no lo está todo el mundo– de Bolivia. Centro industrial del país, se muestra próspera y en constante crecimiento. Este apresurado “desarrollo” se evidencia hasta en su conformación urbana: al original casco céntrico se han ido sumando los famosos anillos. Hoy Santa Cruz tiene nueve alrededor del centro. Como capital del departamento más grande e  industrializado de Bolivia, concentra una gran cantidad de riquezas, que se ven en cierta opulencia y en la desigualdad social que, aquí, parece mayor que en el resto del país.

Alojamiento

Como toda gran ciudad, podes encontrar todo tipo de alojamientos. Hoteles, hostales, hospedajes, etc., de distintas categorías y precios. Fue el único lugar de Bolivia donde nos contestaron y hospedaron por couchsurfing. Por este medio paramos la primera vez que visitamos esta ciudad. Luego de nuestra vuelta de la Chiquitanía paramos en el alojamiento Cupesí, cerca del mercado de la Ramada. Por esa zona hay varios alojamientos económicos: 20 bs. por persona con baño compartido.

 

SAMAIPATA

CÓMO LLEGAMOS

Se pueden tomar colectivos que salen todos los días desde Valle Grande. Nosotros hicimos dedo y llegamos como en tres horas por una ruta nueva y zigzagueante.

EL LUGAR

Atractivo turístico de la región, cuenta con las conocidas ruinas -pre hispánicas- del “Fuerte”, impactante construcción trabajada en la piedra. También es uno de los puntos de acceso para el Parque Nacional Amboró, donde encontraran el fantástico bosque de helechos gigantes.

El agradable clima, la tierra fértil y el majestuoso paisaje de sierras verdes, lo convierten en un destino buscado por un gran número de extranjeros, que encuentran, en este lugar, una comunión con la tierra y el asiento para sus emprendimientos relacionados con la permacultura y la construcción ecológica. Es llamativa la variedad de nacionalidades: alrededor de treinta distintas, sobre todo europeas.

Para los que quieran visitar Samaipata, encontrarán gran variedad de voluntariados (trabajo con la tierra, refugio de animales, trabajos en hostales, actividades artísticas y artesanales, etc.) donde a cambio de trabajo, les brindaran alojamiento y, en algunos casos, también comida.

Alojamiento

Hay varios campings y hostales. Recomendamos que busquen alguno de los voluntariados mencionados para ahorrar en este punto.

 

VALLE GRANDE

CÓMO LLEGAMOS

De La Higuera tomamos un taxi, único transporte disponible, hasta el cruce del camino que llega a Pucará, 50 bs. Allí esperamos el colectivo con destino a Valle Grande. Consultar los horarios, solo pasa por la mañana.

EL LUGAR

Es un pueblo bastante grande y pintoresco. También conocido y visitado por el paso del Che Guevara. En el hospital del pueblo se encuentra la Lavandería donde fue fotografiado el cuerpo sin vida del guerrillero.

Alojamiento

Tuvimos la suerte de conocer a Don Calixto Cárdenas, quien nos invitó a su casa y enseñó bastante de la vida del Che Guevara. Es docente jubilado y presidente de la Fundación Che Guevara de Valle Grande. Nos pasó sus contactos por si hay algún interesado en visitar el pueblo. En su casa encontrarán alojamiento y mucha información sobre el Che. Contactarse con nosotros por los datos de contacto de Don Sixto.

 

LA HIGUERA

CÓMO LLEGAMOS

Luego de recorrer, durante una semana, el interior del Departamento de Chuquisaca hasta llegar a Tarvita, pasando por Tarabuco, Zudáñez, Sopachuy y San Pedro, nos dirigimos hasta La Higuera. Volviendo de Tarvita debimos pasar por Tomina y Villa Serrano, última localidad chuquisaqueña antes de La Higuera. En Serrano se toma un colectivo con destino a Pucará, antes de llegar a este pueblo, el camino se desvía hacia La Higuera, allí se deben quedar si quieren llegar a pie, sino en Pucará se toman taxis que cobran 80 bs. para llevarlos. El camino es de tierra y con algunas subidas pronunciadas, en auto desde Pucará se tarda como 30 minutos.

EL LUGAR

Es un pequeño poblado escondido entre tupidos cerros verdes, conocido por ser donde fue capturado y asesinado Ernesto Che Guevara. Poco ha cambiado el paisaje desde el conocido suceso que inmortalizo a esta localidad.

La escuela donde el guerrillero argentino fue fusilado ya no existe, pero al lado se levantó un pequeño edificio donde se pueden conocer los últimos pasos del Che por Bolivia.

A pocos minutos del pueblo se encuentra La Quebrada del Choro, donde el Che fue capturado.

Alojamiento

Hay varios, debido a la gran cantidad de visitantes, variando también las tarifas. Recomendamos el de la escuela de La Higuera, uno de los pocos administrados por lugareños.

 

CHUQUISACA

SUCRE

CÓMO LLEGAMOS

Desde Uyuni tomamos un colectivo directo, la otra opción es tomarlo hacia Potosí y de ahí otro a Sucre. Duración: 6 hs. aprox.

EL LUGAR

Capital constitucional del país y del departamento de Chuquisaca donde se encuentra la Corte Suprema de Justicia a nivel nacional. Cuna de revoluciones, siendo la Universidad de San Xavier la casa de altos estudios donde se formaron gran parte de los precursores del movimiento emancipador de América del Sur. Ciudad pintoresca, con gran cantidad de edificios coloniales, los cuales, con sus fachadas blancas y sus techos de tejas rojas, le dieron uno de sus cuatro nombres: la ciudad blanca.

Cuenta con gran cantidad de museos y espacios públicos para visitar, de entre los cuales se destacan el MUSEF (Museo de Etnografía), La Casa de la Libertad (antiguo edifico de la Universidad de San Xavier), el Parque Bolívar, el Cementerio y la Glorieta, antigua morada de los príncipes de Argandoña.

Otro lugar para conocer es el pueblo de Tarabuco, donde los domingos se celebra la conocida feria de los mejores tejidos de Bolivia.

Alojamiento

Recomendamos el alojamiento Potosí, en la calle de los abogados. Ravello, a dos cuadras del mercado central, frente a la capilla Santa Rita. Habitación doble: 60 bs., cuenta con wi-fi y cocina.

 

POTOSÍ

SALAR DE UYUNI

CÓMO LLEGAMOS

Desde Potosí, tomamos un colectivo en la terminal vieja hacia el pueblo de Uyuni. Duración: aprox. 4 hs. Para llegar al salar (1 hora de Uyuni) se debe contratar con alguna de las muchas empresas de turismo que venden los tours. Estos varían según los días y los precios.

EL LUGAR

En invierno, cuando nosotros fuimos, es muy frio. En esta época la sal está compacta, facilitando la movilidad por el salar, a diferencia del verano donde, a causa de la lluvia, los vehículos pueden atascarse.

En el tour de un día, el que nosotros hicimos, se llega hasta la Isla del Pescado, pasando por el hotel de sal y el cementerio de trenes. El costo: 100 bs, con almuerzo incluido. En los tours de más días, se puede llegar hasta las lagunas Verde y Colorada, el Árbol de Piedra, aguas termales y geiseres. Se pueden tomar de dos, tres y hasta cuatro días.

Alojamiento

Recomendamos el alojamiento El Chavito, cerca de las vías del tren pasando la calle de los restaurantes. Habitación doble: 50 bs.

 

POTOSÍ

CÓMO LLEGAMOS

A dedo desde Tarija, por la nueva ruta asfaltada. Desde la terminal salen colectivos con frecuencia diaria.

De camino pasamos por una puntita del Departamento de Chuquisaca, por la localidad de Camargo, pintoresco pueblo productor de vinos y singanis.

EL LUGAR

Potosí es la ciudad más alta de Bolivia, por lo que se puede sentir la puna y, de seguro, el frío viento del altiplano. Sobresalen, en sus angostas calles, las monumentales iglesias de estilo barroco mestizo y las casas coloniales, como testimonio de un pasado de derroche. El Cerro Rico, vacío por el saqueo de varios siglos, sobresale desnudo observando  la ciudad.

Se puede visitar la Casa de la Moneda para conocer la triste historia de la plata que se fue de Potosí. La entrada para extranjeros es de 40 bs. Otro fuerte y triste testimonio es recorrer las minas del Cerro Rico a través de operadores turísticos.

A solo 40 minutos de la ciudad se encuentra la espectacular laguna de aguas termales conocida como El ojo del Inca. El transporte cuesta 5 bs., se toma en el mercado cerca de la vieja terminal. La entrada: 10 bs.

Alojamiento

Recomendamos el alojamiento Copacabana, en la calle de las ferreterías a tres cuadras del mercado central. Habitación doble: 60 bs.

 

TARIJA 

CUÁNDO LLEGAMOS

Jueves 23 de mayo de 2013, cerca de las 21:00 hs. (22:00 hs. de Argentina) llegamos a Tarija. Al día siguiente partimos para La Victoria (a 11 kms. de la ciudad) donde nos recibieron y hoy continuamos alojados. El pueblo está ubicado en la Campiña Chapaca norte. Es pequeño y muy pintoresco.

CÓMO LLEGAMOS

Luego de salir de la Argentina, desde la provincia de Salta, por el paso internacional Aguas Blancas, llegamos a Bolivia.

El Río Bermejo separa Aguas Blancas de Bermejo (primera ciudad boliviana). Para cruzar por este, hay dos opciones: el puente internacional o las pintorescas chalanas (unas embarcaciones pequeñas a motor con capacidad para diez o quince personas) a tan solo cuatro pesos.

Desde Bermejo se llega a Tarija (180 kms.) por una carretera asfaltada en buen estado. Se puede tomar colectivo en la terminal de Bermejo o taxi con un costo de 20 y 35 bolivianos por persona, respectivamente. Entre subidas y túneles que atraviesan varias montañas, llegamos en cuatro horas.

EL LUGAR

Es la capital del Departamento del mismo nombre, uno de los nueve que componen el país. Emplazada en un valle, su población es de170.000 habitantes. No es una ciudad de grandes dimensiones, por lo que se la puede recorrer a pie, sin transpirar mucho.

En ella se encuentran las instituciones más importantes a nivel local. Cuenta con cajeros automáticos, bancos, casas de cambio y gran número de locales comerciales. Entre estos últimos destacan las ferias y mercados, el más importante: el Mercado Campesino, donde encontrará todo tipo de mercaderías, desde alimentos (frutas, verduras, carnes, lácteos, panificación, etc.) hasta artículos de limpieza y electrónica. Los precios son accesibles, sobre todo en comestibles. Para tener en cuenta, la medida de peso usada, además del Kilogramo, es la cuartilla  (2,7 Kgs.), cuarto de la arroba (10,8 Kgs.).

Comida

Gran variedad de platos regionales, de los que pudimos degustar saice, sopa de maní, arvejado, picante de pollo y humitas, hasta ahora. Lugar recomendable para degustarlos por un precio razonable, alguno de los muchos mercados con que cuenta la ciudad. Una comida con primer y segundo plato, sopa de maní y picante de pollo por ejemplo, 15 bolivianos. El refresco 2 bolivianos, te suelen ofrecer linaza (bebida a base de lino) blanca o colorada.

También cuenta con varias opciones más: restaurantes, bares y locales de comida rápida. Además, es numerosa la cantidad de puestos callejeros.

Transportes

El transporte público urbano, se brinda en combis con capacidad de veinte a treinta personas. La frecuencia es regular. El precio del pasaje: 1,50 bolivianos. También cuenta con taxis que dentro del casco urbano cobran en horario diurno, por persona, 4 bolivianos. A la noche es otro precio.

Para visitas a pueblos o localidades vecinas hay sistema de trufis (pequeñas combis) y taxis compartidos con paradas en zonas específicas de la ciudad. El costo es de 3 a 5 bolivianos.

Alojamiento

Hay gran número de hoteles de diversas categorías. Nosotros nos hospedamos, la primera noche, en uno de los tantos que se encuentran alrededor de la terminal. En una habitación matrimonial con baño compartido y sin televisión, pagamos 70 bolivianos, mismo precio que para las dobles.

Cambio

Por 1 peso argentino; 0,70 bolivianos.

Por un dólar estadounidense;6,92 bolivianos.

Se recomienda cambiar dinero en Bermejo, donde el cambio es más favorable. En el mercado se encuentran las casas de cambio.

7 pensamientos en “¿Dónde estamos/estuvimos?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s