VOLVER A LA RUTA

Luego de más de año y medio en Jujuy arreglando el auto familiar que manejaba mi madre –figura esencial para este nuevo proyecto–, al fin parecían estar alineados los astros para volver al camino. Pero ahora en un Peugeot 404 modelo 69. Uno de los objetivos por los que regresé a la ciudad natal.

Hacía solo un año que había aprendido a conducir y obtenido la licencia. Largas horas me pasé viendo tutoriales, tratando de comprender mecánica básica. En búsqueda de repuestos me sumé a todos los grupos de 404 que hay en Facebook. Allí publiqué mi inminente partida, recibiendo numerosos “me gusta”, mensajes de aliento y recomendaciones para el viaje.

Al concluir las reparaciones fui disponiéndome a la partida. Pero antes había que ver cómo se comportaba en ruta. Entonces, cinco días antes de salir, le pedí a mi madre que me acompañe a probar el auto yendo a Tilcara. Fue la primera vez que conduje más de 100 kms. en el Peugeot. Sin inconvenientes en el testeo, con la venia y tranquilidad de mi madre, fijé fecha para el miércoles 30 de noviembre.

.

A las cinco de la mañana amanecí en la casa materna, de la que nuevamente marchaba. Debía llegar el sábado 3 de diciembre a Córdoba, para participar en la Maní, la feria de arte gráfico más grande del interior del país. El contexto: el mundial de Qatar; ese día jugaba Argentina contra Polonia.

Todavía de noche me incorporé a la ruta 66, con ese frenesí que viviera diez años atrás cuando partí desde Córdoba para hacer el camino inverso en bicicleta, o cuando, en la misma ruta y luego de dejar la bici, comencé a hacer dedo desde Ciudad de Nieva hacia el norte.

Al poco tiempo salió el sol por el horizonte, mientras el motor bramaba y yo, solo sobre el león, entre nervioso y feliz, comenzaba a sentirme cómodo. Pasado el mediodía, luego de desviarme por la ruta 34, adelantando uno que otro camión, bajo el fuerte sol santiagueño, llegué a Pozo Hondo, recorriendo casi 400 kms. En la estación de servicio consulté si podría pasar la noche y si transmitirían el partido. Aproveché para estirar las piernas y almorzar la vianda que me preparara mi madre. A las horas grité los goles argentinos rodeado de camioneros que pararon para ver a la selección. Concluido el encuentro, no conforme con el desolado paraje, ventoso y polvoriento, decidí seguir hacia Santiago capital, a 90 kms. Llegué como a las 20 hs. pudiendo acampar en el camping municipal.

Para la segunda jornada quería llegar a Ojo de Agua, en la frontera con Córdoba. El día estaba ideal para manejar, nublado y templado, la temperatura del auto, algo siempre a tener en cuenta, se mantuvo estable como el día anterior, a solo 70 grados. Luego de las salinas que atraviesa la ruta 9 llegué a destino. Almorcé y dormité bajo la sombra de frondosos Talas. Como todavía era temprano, decidí avanzar hasta San José de la Dormida, ya en Córdoba, 100 kms. más cerca del destino final. Allí pasé la noche en una estación de servicio, primera noche de vaya a saber cuántas durmiendo en el auto.

.

Al tercer día partí temprano, hacia Jesús María, donde hice tiempo conociendo la estancia Jesuita, ya que Caro recién llegaría al mediodía a casa de la tía que nos alojaría. El calor y el embrague, que nuevamente comenzaba a fallar, me hicieron transpirar de lo lindo, más aún cuando ingresé a la congestionada circunvalación que rodea Córdoba.

Por fin llegué y pudimos asistir a la feria Maní los siguientes días, pero al auto cada vez le costaba más que le entren los cambios. Mientras tanto, otra feria nos esperaba en Montevideo, Uruguay, hacia donde teníamos proyectado continuar viaje y quedarnos a hacer temporada.

Decidí buscar en un grupo de fierreros amantes del yeyo (así le dicen al 404), mecánico en Córdoba. Encontré a Raúl, quien me recomendó cambiar todo el sistema de embrague, incluida la caja de cambios. En eso ando todavía hoy 28 de diciembre del 2022. Una contingencia de las que pueden suceder en viaje y de las que ya he aprendido tanto en estos años de vida nómade. Por ello, tomándolo con calma y sabiendo que será lo que deba ser.

Anuncio publicitario